Gino Sorbillo la casa de la pizza

La Pizzería de los Clinton

Un lugar de visita obligada. Callejón oscuro, pintadas en las paredes, pero un horno que se le quiere casi tanto como a Maradona. Si al llegar, ve una cola interminable, no se asuste, acaba de llegar a la mejor pizzería de Nápoles. Si, tal cual. La pizzería Sorbillo en Nápoles tiene una fama insuperable para sus competidores. Del mismo modo que el rey Fernando I se escapaba y se disfrazaba de plebeyo para comer pizza tras la prohibición de la reina: todos se “escapan” para probar estas deliciosas pizzas. ¿Lo bueno?. La variedad de sabores mediterráneos que se pueden encontrar en un mismo sitio. ¡La gloria!

Gino_Sorbillo03

La masa fina puede ir acompañada con tomate natural y un queso mozzarela que se derrite en la boca. Las frescas hojas de albahaca dan ese toque, ese olor difícil de olvidar. El sabor de Italia lo encuentra aquí. En esta pizzería, que nunca pasa de moda, frecuentada siempre por muchas personas. Con dos pisos, siempre ocupados. Debería llegar unos quince minutos antes de abrir para que, con suerte, encuentre una mesa libre. Sino, ¡no se desanime!. Es solo cuestión de esperar para disfrutar.

Gino_Sorbillo06

Con una historia de tres generaciones atrás, Sorbillo, se auto denomina como “un sitio donde no pasa el tiempo”. Se puede comprobar in situ cuando ve la decoración antigua y ese toque tradicional. Ese es el encanto de este bonito lugar. Su belleza simple que saben combinar perfectamente con la calidad de sus productos y la pasión por la pizza. Porque si algo hay que destacar es que aquí no se hace la pizza por hacer. La gran pizzería de Nápoles no carece de técnica, todo lo contrario. Arte, pasión y gusto por hacerlas bien es lo que les ha llevado a estar en el TOP  de las pizzerías italianas.

La verdadera pizza napolitana siempre se sirve caliente. Al ser un poco más fina y crujiente que la romana, debe salir del horno para la mesa. Esa es la tradición. En la casa de las pizzas siguen a raja tabla el método, por eso, aunque la espera pueda ser impaciente y larga, la rapidez con la que sirven las pizzas es espectacular. Es fabuloso ver el arte con el que llevan las gigantescas pizzas por todo el restaurante. La cara de sorpresa de los clientes, las fotos y las ganas de comer es lo que se ve en cada rincón.

Gino_Sorbillo02

En cuanto sucede el milagro, – el primer mordisco – es cuando empieza a entender por qué esta hermosa ciudad presume de sus pizzas. Para ellos y para Sorbillo, la parte exterior debe crujir y la parte interior, ser suave. Ligera como una pluma por si no hay donde sentarse. Al final, hacer y comer una pizza en Nápoles no es algo que se tome a la ligera. Aquí, las pizzas importan. Si, si. Tanto así, que supimos que para ser un verdadero “pizzaiolo” debe pasar por un duro entrenamiento de 2 o 3 años. Los italianos, sólo así, reconocen y admiran al pizzaiolo.

Si quiere comer dos veces en esta maravillosa pizzería puede hacerlo. Primero: es completamente accesible a todos los bolsillos. Tanto así que los estudiantes de la Universidad de Nápoles son clientes asiduos del local. Segundo: la variedad de pizzas es deliciosa. Puede pedirse la pizza napoletana margherita (la madre de las pizzas). La original o verace pizza como dirían los amigos italianos. Empiece por probarla, seguro es la mejor forma de comenzar. Probando lo más autóctono, lo más simple. Al fin y al cabo, esta fue la primera. La que dio paso a que todos los paladares del mundo tengan la buena suerte de comer pizza. En Nápoles, España o América. ¡Viva la pizza!.

Más información: Gino Sorbillo. Via dei Tribunali, 32. Napoli. Italia. Tlf: +39 081 446643.


No Replies to "Gino Sorbillo la casa de la pizza"


    Got something to say?

    Some html is OK