Calabria pica

La guindilla de Diamante

Calabria es calor, amor y pasión… Eso se refleja en la cocina. Dicen que Calabria salió del mar y no llegó a la montaña, por eso a veces los calabreses tienen la sensación de ser “los marginados” de Italia. No por falta de belleza! Calabria es la tierra tímida que “habita” en la punta de la bota de Italia con unas preciosas montañas que atrapan la atención del más despistado.

Aquí también se come pasta y pizza, pero si se amplían los horizontes gastronómicos se podrá descubrir el tan adictivo picante de la guindilla, el oro rojo italiano. El peperoncino rosso es el ingrediente base de la mayoría de los platos de la región. Calabria es así, un poco más salvaje. ¿Qué se puede esperar de su gastronomía?.

02pollo_calabrese01

Pollo a la Calabresa

¿Un pollo a la calabresa?. Un plato típico en el que no puede faltar la guindilla dentro de la receta. El pollo debe picar, sino no es de Calabria. Los calabreses son así, arriesgados. Tanto así, que es posible saborear una mermelada de guindilla dulce o un helado de guindilla. Se le llama oro rojo posiblemente porque tiene la buena fama de ser el más picante de Italia. Eso no quiere decir que se utilice en menor cantidad. ¡Ojo!.

N'duja

N’duja

La capital del picante se llama Diamante. Esta peculiar y llamativa localidad ofrece unas playas de ensueño. Las diferentes tonalidades de sus aguas azules invitan a sumergirse dentro del cristalino mar. Casi ocho kilómetros de playa y disfrute. Las divertidas callejuelas con restaurantes, ofrecen una variedad espectacular de salsas. No se puede pasar de largo. Hay que sentarse y probar la famosa n´duja: un embutido muy picante, blando y cremoso que, untado sobre un pedazo de pan, es el entrante perfecto.

Sardella

Sardella

Puede que el siguiente plato sea el llamado caviar de los pobres, la sardella. Una deliciosa pasta con sardinas y picante.  En cuanto se disponga a continuar con el viaje, se puede visitar el Museo de la guindilla. Aquí el arte, la cultura y la gastronomía van de la mano siempre. Por eso, si se viaja en septiembre tendrá la oportunidad de conocer el Peperoncino Festival. ¡Bienvenido picante!

06peperoncino_festival

Ese encuentro gastronómico se celebra en los primeros días del mes de septiembre. Esta característica festividad en el que el paladar no tendrá descanso. Se baila, se come y se disfruta el picante. Las calles repletas de gente y los tan bien puestos peperocinos colgando en los stands es una imagen digna de postal. La tradición en estado puro.
Entre conferencias, exposiciones y show cookings se pasan los días. Los productos típicos, el vino y los numerosos stands orgullosos de los productos que componen la dieta mediterránea. Aunque, las novedades no se quedan atrás, este es el momento idóneo que tienen los chefs y sus creaciones para deslumbrar a los más curiosos, y a los no tanto, también. Los laboratorios del gusto, donde se puede saborear nuevos experimentos gastronómicos están a pedir de boca. Sólo hay que estar pendiente de la hora y el lugar para no faltar. La buena gastronomía tiene una cita a la que no se puede faltar.


No Replies to "Calabria pica"


    Got something to say?

    Some html is OK