Calessinos: Industria y turismo para conocer Sicilia

El “calessino” es como su segunda casa para muchos italianos. No es un coche, pero asegura la movilidad de muchas familias. Poco importa el kilometraje, y menos la chapa, porque este vehículo es algo más que un símbolo. En Sicilia, son el ejemplo de lo anacrónico convertido en obligación. Incluso a nadie extraña que una cadena que pasa a través del parachoques sirva para atarle a una señal de tráfico. Todo es posible en la isla de las grandes emociones.

05Calessino

En aquella Italia de los años cuarenta, las ideas de Corradino D´Ascanio y Enrico Piaggio eran un verdadero estímulo para una industria que necesitaba fuerza anímica en tiempos de postguerra. Su pequeño motor tenía mucho de zumbido en un país que parecía muerto industrialmente. Por eso, el nombre de Ape. Para Piaggio es, y será por mucho tiempo, el símbolo del pequeño comercio italiano. Ape es la traducción de “abeja” y el nombre es muy acertado.

Dibujos, motores, y después de dos años de proyectos, el primero de los ejemplares salía al mercado en 1948. El diseño era muy sencillo. Una Vespa de 125 c.c. con una cabina para proteger al conductor y una pequeña plataforma para cargar las mercancías necesarias del pequeño comercio… Las modificaciones serían casi infinitas en función de las necesidades.

Curiosamente, el modelo se adaptó décadas después en el mercado asiático. Los Tuk-tuk transformaron también el paisaje de extremo oriente.

04Calessino

Con el tiempo, las imágenes en blanco y negro se han convertido en reclamo para muchas trattorías. Todavía se guardan en muchos lugares las divertidas imágenes del modelo Pentaro, con cinco ruedas, en lugar de tres y que se atrevía a transportar a un elefante sobre su plataforma. Posiblemente el proyecto más glamuroso fue la idea de Giorgetto Giugiaro en 1982, con el Ape TM. Que su fabricación sea limitada así como su espacio, hace que estemos ante una forma de locomoción ideal para nostálgicos y amantes de la dolce vita.

No era el mundo de Marcello Mastroianni y Anita Ekberg, sino la fuerza de una Italia que se convertía en potencia mundial y símbolo de la buena vida. También es la Italia de la Mafia… Esas escenas de El Padrino, rodadas en Savoca o El Forza d´Agro también se pueden recuperar llegando hasta estas poblaciones en un Calessino… Allí, arriba, en la callejuela más estrecha, al lado de esa ventana por donde se escapan esos aromas a pesto y gorgonzolla se aparca como si fuera uno más de la familia.

01Calessino


No Replies to "Calessinos: Industria y turismo para conocer Sicilia"


    Got something to say?

    Some html is OK