Cerdeña sabe a queso

Los amantes de los quesos tienen en Cerdeña uno de sus paraísos, y de hecho algunos opinan que probar algunas de sus diferentes variedades es uno de los principales motivos para viajar a esta isla mediterránea.

Cerdeña es una isla montañosa y, a lo largo de los siglos, en muchos rincones abruptos sólo han podido prosperar comunidades de pastores. Éstos, desde siempre, han buscado maneras de conservar la proteína de la leche de sus animales para que pudiera ser consumida en cualquier momento del año. El ingenio de los pastores sardos, unido a los avances de la industria láctea moderna, ha permitido crear una extraordinaria variedad de quesos.

Marcas como Antonio Bussu o Monte Accas son la mejor excusa para un regalo diferente.

08Elaboracion_artesal_queso_© Agenzia Laore, © Regione Autonoma della Sardegna

Elaboracion artesal queso © Agenzia Laore © Regione Autonoma della Sardegna

Sí, todos conocemos el pecorino sardo, pero hay mucho más. Algunos resultan sorprendentes por su propia forma. El trizza tiene forma de trenza y el casizolu de pera. Tal vez el más curioso sea el callu de cabreddu, que se hace dentro del estómago de la cría de cabra. En este sentido es uno de los pocos quesos del mundo en el que no se le añade cuajo a la leche sino que es la leche la que se añade al cuajo.

Hay decenas de quesos diferentes en Cerdeña: los hay frescos y muy curados, suaves y picantes, de pasta blanda o dura. Algunos se comen como postre, otros se rallan y se espolvorean sobre el plato o incluso forman parte de los ingredientes de las mejores recetas. Unos se acompañan con vinos tintos fuertes y otros con un agradable vino dulce.

Hay para todos los gustos. Caciotta di Baronia, bonassi, fiore, ircano, gioddu y giglio son sólo algunos de los muchos tipos de queso sardo que hay que descubrir. El Moliterno con Trufa es una de esas delicias que hay que probar alguna vez en la vida.

Por supuesto que siempre hay que recordar al pecorino sardo, esos quesos de oveja que pesan más de tres kilos y son uno de los emblemas de la isla. El pecorino se encuentra fácilmente en cualquier mercado de Italia y en tiendas especializadas de todo el mundo.

Pecorino Sardo

Pecorino Sardo

Algo muy diferente del casu marzu, el queso podrido, cuya venta está prohibida. ¿Por qué? Porque está infestado, voluntariamente, de larvas de moscas, lo que hace que la fermentación sea mucho mayor. Una delicia extrema que sólo está reservada a los estómagos más curtidos.


No Replies to "Cerdeña sabe a queso"


    Got something to say?

    Some html is OK