Costa Amalfitana

El jardín de los dioses

Solo cuando se conoce se entiende lo que transmite esta tierra. Renato Fucini, poeta italiano ya lo decía en su época: “El día del Juicio Universal, para los amalfitanos que suban al Paraíso, será un día como todos los otros”. No se equivocaba, en absoluto. Con tan solo ver el mar abrazar esas montañas ocupadas por unas aparentes “desorganizadas” casitas de colores es un momento en el que se detiene el tiempo y es el momento de admirar la belleza imponente que nos ofrece la madre tierra.

Es una belleza dramática. Podría decirse que son las curvas más bellas que tiene Italia y que, a lo largo de los siglos, los agricultores han embellecido las terrazas con sus viñedos y limoneros. Las casas pintadas de varios colores desafían la gravedad. Todo un espectáculo. La Costa Amalfitana está compuesta por 16 municipios. Uno más sorprendente que otro. Se aconseja tener una semana para poder disfrutar del entorno, olores, comidas y, por qué no, un buen vino contemplando una estupenda vista.

06Costa_Amalfitana03

Si decide ir a Amalfi (recomendación 100%) no se asuste. Antes se hablaba de curvas, ahora de acantilados. Nada importante, sólo disfrute del escenario natural que le regala la naturaleza. Las vistas no tienen pérdida. Una vez llegue, le recibirá – desde las alturas – los arcos trenzados de la preciosa Catedral de San Andrea. Contemplarla y apreciar las influencias del pasado: bizantina y árabe. Aunque ha sido remodelada, es una figura imponente en plena Piazza del Duomo. Siga caminando y verá, por su calles blancas, limones por todos lados. Si le dio calor, opte por una…limonada.

Un poco más arriba estuvo Dalí. Ravelllo, tan elegante y arreglado, ha sido el refugio de grandes mentes que buscaban paz y armonía. Son famosos sus jardines desde diferentes alturas con unas vistas de ensueño que no sólo lo han inspirado a usted sino a algunos artistas a componer obras. ¿Será que el viento que sopla tiene algo diferente?. Compruébelo escuchando alguna pieza si coincide con el Festival Internacional de música clásica en un lugar paradisiaco. Un milagro acústico en la tierra. No olvide visitar los jardines y el claustro de Villa Cimbrone. No olvidará esa mezcla imperial y natural que caracteriza este lugar.

07Costa_Amalfitana_Villa_Cimbrone01

Si quiere llegar al paraíso en un barquito hay que acercarse a la Conca dei Marini, un pequeño pueblo de la costa Amalfitana que alberga uno de los lugares más hermosos: La Cueva de Esmeralda. Allí, debido a su poca luz, le permitirá contemplar una variedad de azules en el mar que le dejarán sin palabras. Los sentidos se agudizan, el mar se siente.

Positano es uno de los pueblos más famosos de la costa. Quizás el más pintoresco y visitado de todos. Sus calles llenas de locales artesanales y negocios es vivir el encanto “positano” de primera mano. Piérdase, es la mejor forma de encontrarse. Esta zona es famosa por la venta de artículos de cuero, encontrará todo tipo y talla de sandalias de cuero. Unas buenas sandalias siempre hacen falta.

02DSC_0350

A la Costa d´Amalfi se puede llegar en automóvil, tren, bus y ferri. No hay excusa para no ir, aunque si la recomendación sirve de algo, el coche es lo mejor y lo peor. Por un lado nos permite llegar a cualquier lugar en libertad, por otro es lo peor. El tráfico y a las pequeñas calles que dificultan el aparcamiento en los diferentes pueblecitos de la costa más bella. Disfrutar de este paraíso debería ser de esas cosas que se pone en una lista de preferencias. La guarida de los dioses le espera. No espere para contemplar la historia de la belleza, los mágicos colores y los cítricos olores que seducen y atrapan.

Más información: http://www.amalfitouristoffice.it/


No Replies to "Costa Amalfitana"


    Got something to say?

    Some html is OK