El vino de Sicilia: La pasión de una fiesta

Sicilia no es sólo la isla más grande del Mediterráneo, también ocupa su centro exacto. Eso quiere decir que es una de las tierras con más historia del mundo. Y si unimos esas dos palabras – Mediterráneo e historia – eso sólo puede significar que ésta es tierra de vino, aceite y trigo. También es uno de esos lugares donde florecen los limoneros, imagen que tanto gustaba a los románticos del norte.

Sicilia uva Nero d'avola

Será difícil saber desde cuando se produce vino en Sicilia, pero seguro que desde hace varios milenios. Como en muchos otros aspectos importantes de la vida, aquí también intervinieron los griegos, que hace tres mil años supieron fijarse en lo que verdaderamente importa. Los romanos, buenos imitadores de los anteriores, perfeccionaron técnicas y placeres y aunque ahora a nosotros no nos gustarían especialmente los vinos que consumían nuestros clásicos, sí tenemos que reconocer que lo que ahora somos y pensamos se lo debemos a ellos.

El clima cálido y seco que bendice esta isla, con sus brisas marinas y colinas suaves parece preparado para el cultivo de las vides. Sin embargo, esta facilidad que ofrecía el territorio hizo que los productores eligieran el camino de la cantidad en lugar de la calidad. Todo fue bien hasta que el mercado y el gusto fueron evolucionando y dejaran de valorar los vinos baratos de alta graduación. Los viticultores empezaron a cambiar su mentalidad y sus técnicas y ahora empiezan a verse los resultados de este proceso, en el que se trata de obtener la mejor calidad y, además, desarrollar las especiales características de cada territorio y de cada tipo de uva.

03Sisilia_Vino_Marabino_D.O

Por ejemplo, ahora se aprovechan las posibilidades que ofrece el Etna: suelo volcánico, gran altitud y temperatura fresca. Otros lugares de Sicilia también tienen algunas de estas características, sobre todo las del suelo volcánico, como Alcamo, Delia Nivolelli, Erice, Monreale… , situadas sobre todo al oeste de la isla. Las condiciones a lo largo de la costa sur son otras y por eso los vinos de Noto, Siracusa y otros lugares ofrecen características muy diferentes.

La selección de las uvas es definitiva, y casi la mitad de la producción usa las castas Nero d’Avola y Catarratto, que se pueden considerar locales. Se produce tanto catarratto que se usa para dar cuerpo a los vinos del norte de Italia y para hacer el Marsala, probablemente el vino siciliano más conocido en Europa desde hace siglos, que siempre ha competido con los de jerez y Oporto.

04Sicilia_Vino_Anthilia_Donafugata


No Replies to "El vino de Sicilia: La pasión de una fiesta"


    Got something to say?

    Some html is OK