En Vicenza, tras la huella de Palladio

Un viaje a la proporción.

Pobre Vicenza, esa ciudad hermosísima que vive a la sombra de Verona, que a su vez siempre ha estado oscurecida por Venecia. En cualquier viaje, siempre había lugares en los que detenerse antes que en Vicenza, que además tiene al lado a Padua que es el nudo de comunicaciones y se lleva también su parte de los viajeros con tiempo suficiente como para detenerse en una segunda o tercera ciudad de la región. Y casi nunca en Vicenza.

Basilica Palladiana

Basilica Palladiana

Sin embargo, los verdaderos hedonistas nunca dejan de lado Vicenza. Saben que en sus calles y, sobre todo en los alrededores, están algunos de los mayores tesoros de la arquitectura renacentista. Nada de grandes catedrales ni imponentes palacios; Vicenza es el punto de partida en una ruta tras la gloria de las villas de Palladio.

Andrea Palladio (1508-1580) ocupa un lugar supremo en la historia de la arquitectura. Su obra revolucionaria cambió la forma de construir, de concebir los edificios, y cinco siglos después sigue creando admiración. Y envidia por los que gozan diariamente de sus obras.

03Palladio

Aunque nacido en Padua, su vida está ligada a Vicenza. En 1546 tenía 38 años y recibe el encargo que iba a cambiar su vida: la ciudad le encarga la reconstrucción del palazzo della Ragione, el centro del poder municipal, que había sido parcialmente destruido. Entonces crea lo que ahora es conocido como la Basílica, un inmenso edificio en el que empieza a incorporar muchos de los elementos tomados de la arquitectura clásica y por los que luego sería justamente famoso.

Palladio se convierte en el arquitecto favorito de los príncipes locales y construye varios palacios para ellos: el Barbaran da Porto, el Valmarana Braga, el Garzadori Bortolon, el Chiericati. Incluso concibe el teatro Olímpico, que se conserva intacto y es el primer teatro cubierto del mundo.

05Palladio_Villa_Rotonda01

Cualquier arquitecto habría estado satisfecho con esta obra. Pero lo que de verdad hace grande a Palladio es la treintena de villas que, entre 1538 y 1570, construye por todo el Véneto para las ricas familias de la región. En ella hace una mezcla de elementos innovadores con lo mejor del clasicismo antiguo, además de preocuparse enormemente por adaptarse al paisaje donde se levantan las villas.

Estas villas conservan todavía los nombres de las familias que las encargaron: la Godi, la Poiana, la Piovene, la Saraceno, la Gazzotti… En general son lo que ahora llamamos segundas residencias, aunque en realidad son palacios a los que se retiraban los ricos venecianos huyendo de los calores y la peste de la laguna. En la actualidad algunas siguen habitadas pero muchas se han convertido en hoteles o museos.

Palazzo_Chiericati01

Todas son fabulosas pero la conocida como La Rotonda es considerada su obra maestra, creada en su momento de madurez y que muchos consideran un templo profano al que acuden con veneración.

Un gran viaje a la belleza que sólo proporciona la proporción.


No Replies to "En Vicenza, tras la huella de Palladio"


    Got something to say?

    Some html is OK