Fregole: el poder de la tradición

Más allá de los espaguetis y los macarrones, la pasta italiana es un mundo increíblemente variado lleno de apetitosas sorpresas. La fregula sarda es una de las más curiosas, tanto por su forma como por su preparación. Si queremos parecer expertos sólo debemos decir “Le Fregole”.

La fregula, también llamada fregola, es una pasta típica de la isla de Cerdeña. Tiene la forma de pequeñas bolas, algo parecido al cuscús, lo que la diferencia de las típicas pastas italianas conocidas por todos. Otro detalle absolutamente curioso es el de que se tuestan en el horno, algo que probablemente nunca hubiéramos pensado que se podía hacer en la cocina con una materia prima semejante.

Pasta típica malloreddus, maccarronis de busa y fregola ©Alinari, Messina Elisabetta

Pasta típica malloreddus, maccarronis de busa y fregola ©Alinari, Messina Elisabetta

El paso por el horno hace que los granos no tengan, como en el cuscús, el mismo color ya que algunos se tuestan más que otros. Este proceso, además, hace que los granos se transformen y suelten su rico sabor, que para muchos resulta adictivo. Además la fregula está hecha con sémola gruesa, lo que la convierte en una pasta de aspecto menos refinado y regular que el cuscús. Textura y sabor lo convierten en uno de los productos estrella de la isla. La marca La Casa del Grano es un referente en toda la isla.

Lo interesante de cocinar con fregula, algo tan diferente a la pasta italiana a la que estamos acostumbrados, es que abre un sinfín de posibilidades, en las que nuestra imaginación es el único límite.

Una posibilidad es que se prepare en platos caldosos ya sea desde el equivalente a un risotto hasta una sopa. El sabor característico de la fregula le dará un toque absolutamente diferente al de una vulgar sopa de letras. Si se cuece simplemente hasta quedar blando se convierte en un perfecto acompañamiento de carnes y pescados, ocupando entonces el papel de la patata. Va muy bien si se le espolvorea un poco de pecorino rallado.

Fregola grande Casa del grano

Fregola grande Casa del grano

Una de las recetas más habituales es hacerlo con almejas, con un toque de ajo y perejil. Si lo acompañamos con una copa de vino de Cerdeña será como iniciar un viaje a esta extraordinaria isla del Mediterráneo. El gusto puede ser el principio de un sueño.


No Replies to "Fregole: el poder de la tradición"


    Got something to say?

    Some html is OK