La Fiat: El motor de un país

No hay una imagen más típica de Italia que un coche Fiat aparcado al lado de una trattoria o una iglesia mientras pasan a su lado dos monjas o dos carabinieri. O dos ejecutivos perfectamente vestidos, como si fueran a participar en un desfile de moda. No es necesario que el coche sea un Cinquecento: el comisario Montalbano recorre las carreteras y los caminos polvorientos de Sicilia en un Tipo, que parece que dio buen resultado porque les duró para toda la serie.

02NYC-Italia-U2-2011-869

Ese Fiat de la imagen típica y tópica puede estar en cualquier lugar de Italia pero donde forma parte indisoluble del paisaje y de la mentalidad de la gente es en Turín, la capital del Piamonte. Aquí se levantó la primera fábrica, que unió para siempre ambos nombres: Fiat es el acrónimo de Fabbrica Italiana Automobili Torino, la fábrica italiana de automóviles de Turín, dando a entender que ya no podría haber otra en esta ciudad. Además, en latín fiat significa “hágase”. El nombre no podía estar mejor elegido.

Es tal la importancia de la Fiat en Italia que su fundador, Giovanni Agnelli, ha dado origen a la que muchos consideran la “otra” dinastía real italiana después de la de los Saboya, que ha jugado a lo largo de todo el siglo XX un importantísimo papel en las finanzas, la industria y, también, la prensa rosa de este país.

03_Fiat_DIM_01

La Fiat se fundó en 1899 y desde entones no ha hecho más que crecer hasta convertirse en el mayor grupo industrial y automovilístico de Italia y en uno de los más importantes de Italia. No hay calle o carretera italiana en que no aparezca alguno de sus numerosos modelos: el 500, el Tipo, el Panda, el Punto, el 124 o el Freemont. Y no digamos si nos referimos a las otras marcas del grupo: Lancia, Alfa Romeo, y Ferrari. Todos, ya sea el modesto Panda o el último modelo de Maserati, aportan ese qué sé yo de diseño y elegancia a las calles, ese indefinible estilo italiano que gusta a todos. El grupo está ya presente en todo el mundo y fabrica modelos exclusivos para diferentes países, ya sea China o Brasil.

05Fiat_Lingotto_Rooftop_Racetrack_2

Para vivir la historia de Fiat, en Turín hay que ir visitar Lingotto, la antigua fábrica de FIAT que Renzo Piano ha reconvertido en un centro de tiendas, cines y hoteles. Pero lo mejor se encuentra en la azotea, famosa por la pista de pruebas de coches de forma oval, donde se experimentaba con los coches que se fabricaban allí mismo. Allí se encuentra la Pinacoteca Giovanni e Marella Agnelli, la galería de arte de los antiguos dueños de la fábrica, que muestra obras de, entre otros, Canaletto, Matisse y Modigliani. La vista sobre los Alpes se incluye de propina. Justo enfrente de Lingotto se encuentra Eataly, un complejo ubicado en la antigua fábrica de vermú Carpano y dedicado a la gastronomía italiana, donde es posible encontrar restaurantes, bares y tiendas de productos típicos.

Italia es pasión! ¿Te gusta? Pues disfruta….

04eataly-walking-tour


No Replies to "La Fiat: El motor de un país"


    Got something to say?

    Some html is OK