Morbidi: Un clásico renovado

La vida sería mucho mejor si todos tuviéramos un establecimiento como Morbidi  cerca de casa o de la oficina: un lugar donde resolver una comida rápida cerca del trabajo, o donde bajar a aprovisionarnos para una cena cuando se presentan unos amigos de improviso. Lugares así, pensarán, hay muchos en todo el mundo. Sí, pero pocos con el estilo y la calidad tan alta y los precios tan moderados como este clásico italiano.

04Morbidi_Siena01jpg

Morbidi es una referencia en Siena, donde todo no son torres medievales, fiestas medievales y turistas que buscan ambiente medieval. Los habitantes de Siena, que ya tienen superado el ambiente monumental de su ciudad, acuden a este bufé de precio fijo (agua embotellada incluida, vino y café aparte) en que se hace un repaso a la gastronomía italiana que ha conquistado el mundo entero: antipasti, rissotos, pasta, y por supuesto ensaladas y postre. Todo ello en ese ambiente que sólo se da en Italia, donde todo el mundo va bien vestido y perfumado y las barbas de pocos días de los jóvenes ejecutivos no se consiguen sólo con no afeitarse unos pocos días.

Para completar el ambiente basta decir que Morbidi no se encuentra en un edificio corriente, sino en la torre Bianchi Bandinelli, una construcción del siglo XIV en pleno centro monumental de Siena, una de las ciudades más hermosas de Europa. ¿Hay quién dé más en cuestión de estilo e historia?

Sin embargo, Morbidi no estuvo siempre en este impresionante lugar. Todo empezó como una pequeña tienda de quesos creada en 1925 por Armando Morbidi. El trabajo duro y el amor por los productos de primera categoría tuvieron su recompensa y hubo que cambiar de local en varias ocasiones para poder ampliar la oferta. El lugar actual, en via Bianchi di Sopra, se abrió en 1980.

Producto_Salcis_Siena02

El local es espectacular por el espacio y la oferta enogastronómica. Por un lado está el bufé, que permite una comida rápida, saludable y muy apetecible por un precio módico. Otra posibilidad es contratar el servicio de catering, que es una apuesta segura para triunfar en cualquier acto social. Y también existe la opción de adquirir los productos más exquisitos para llevar a casa.

Morbidi comercializa los productos Salcis, la mejor selección de delicias gastronómicas. La variedad es abrumadora: quesos, jamones, embutidos, pastas, mermeladas, mostazas… No hay que perderse esas especialidades tan propias de la Toscana: queso pecorino con trufa, salami con trufa o mortadela con trufa. Hay que reconocer el gusto de Morbidi por los productos exquisitos y ese toque que convierte un queso o un salami excelente en una experiencia inolvidable


No Replies to "Morbidi: Un clásico renovado"


    Got something to say?

    Some html is OK