TOSCANA: UN LUGAR DE PELÍCULA.

Sabemos que la Toscana es una de las regiones más conocidas de Italia, con ciudades tan importantes como Siena o Florencia, cunas del renacimiento. Sin embargo, la magia de esta región no está solo en sus ciudades; si no en sus pequeños pueblos como Arezzo o Cortona. Espacios naturales con viñedos y casas con tejados de color teja mirando al sol. No sólo sabe ser bella y romántica, porque en los días de lluvia y durante la oscuridad, las calles medievales de la región se transforman para convertirse en un lugar intimista.

Bajo el sol de la Toscana
Este largometraje es una carta de amor a la Toscana, una fantástica postal de la región que recoge la historia de Frances Mayes (Diane Lane) una escritora americana de 35 años que da un cambio de 180 grados a su vida viajando a la Toscana para superar su bloqueo creativo y depresión. El relato recoge el ambiente tradicional italiano alrededor de la buena mesa y rodeado de familiares y amigos. Rodada principalmente en el maravilloso pueblo de Cortona, así como en el Teatro Signorelli, Florencia y Montepulciano. Al terminar de verla, correrás a reservar tus próximas vacaciones en Italia.

Hannibal
El largometraje de Ridley Scott, continuación de El silencio de los corderos, continúa en Italia después de que Hannibal Lecter (Anthony Hopkins) se escapara al país tras su entrevista con Clarice Starling (ahora Julianne Moore) en el hospital de máxima seguridad en el que estaba encerrado.

Lecter ahora vive en Florencia bajo el nombre de Doctor Fell donde trabaja como bibliotecario y especialista en Dante en el Palazzo Capponi y es cliente habitual de la farmacia Santa María Novella, que está considerada la más antigua de Europa con 400 años de actividad. Especial protagonismo tiene la Piazza della Signoría donde comienza la película con un plano abierto y dónde también se desarrolla una importante escena con el Inspector Rinaldo Pazzi.

Una habitación con vistas
Esta película del año 1985 es una adaptación al cine de la novela de Eduard Morgan Foster que cuenta la historia de una joven británica de estricta moral victoriana que se traslada a Florencia para viajar con su prima y dama de compañía Charlotte Bartlett (Maggie Smith). Ambientada en el siglo XX, Lucy Honeychurch (Helena Bonham-Carter) conoce en un hotel florentino a un compatriota del que se enamora hasta los huesos y con el comparte vistas desde la ventana y paseos por la ciudad. Juntos conocen la basílica de Santa Croce, la Piazza Santísima Annuziata y las calles del centro histórico.

Té con Mussolini
¿Quién mejor que el florentino Franco Zeffirelli para dirigir una película ambientada en la Florencia de los años 30? La pintoresca cinta cuenta la historia de un grupo de anglosajonas apasionadas por el arte, que deciden cuidar de un chico huérfano de madre y abandonado por su padre. Con el pretexto de hacerle descubrir los tesoros de su ciudad cuando el fascismo ensombrece sus vidas; el espectador también explora Florencia, cuna del Renacimiento. Un viaje turístico desde el sillón por el Ponte Vecchio, la Piazza del Duomo o la Piazza de Santissima Annunziata. Cómo le decía Judi Dench al pequeño Luca: “Voy a enseñarte algo que nunca olvidarás. Florencia no es solo coches brillantes y helado”. Para descubrirle una a una las maravillas y secretos de la ciudad.

La vida es bella
Posiblemente sea la mejor película italiana de los años 90. La galardonadísima cinta de Roberto Benigni comienza en Arezzo, el pueblo Italiano a donde Guido (también Roberto Benigni) llega dispuesto a abrir una librería y dónde conoce a la mujer de su vida, Dora (Nicoletta Braschi). La historia de amor y el cortejo de su principessa tiene lugar en este incomparable marco con paseos en bicicleta, salidas al Teatro Signorelli, cenas y bailes de gala. Una forma diferente de conocer un poco mejor este fantástico pueblo de la Toscana.


No Replies to "TOSCANA: UN LUGAR DE PELÍCULA."


    Got something to say?

    Some html is OK