Valle de Aosta – Pequeñas delicias

PEQUEÑAS DELICIAS DEL VALLE.

Lo bueno siempre gusta

Allí donde los Alpes besan el cielo con sus cumbres de más de 4.000 metros y sus frondosos bosques invitan a cualquier persona a quedarse y conocer qué más ofrece el Valle de Aosta. Esta pequeña región de la bella Italia cuenta con hermosos bosques de abetos, castillos y pueblos con encanto donde, como no puede ser de otra manera, se  puede degustar deliciosos platos con productos propios.

Feria de la Castaña

Feria de la Castaña

La riqueza de esta región es incalculable y los buenos paladares lo saben, sin importar la época del viaje porque cada estación tiene sus secretos y sus…buenos platos. En breve tendrá lugar la Feria de la Castaña que le da la bienvenida al otoño. ¿Qué mejor momento para saborear unas castañas calientes y crujientes?.

Las castañas cuentan con un papel muy importante dentro de la gastronomía local. Se encuentran en sopas y menestras. Protagonistas de recetas dulces: castañas con chocolate, glaseadas, en confitura, ¿Más?. El frío y una crema de castañas le están esperando. Si, en esta zona de Italia puede darle este pequeño capricho al paladar, pues, sin duda, no hay mejor momento ni lugar para entrar en calor con esta sopa otoñal.

Gracias a Faugier por tan maravilloso invento. Cada segundo domingo de octubre se celebra en Donnas la feria donde los concursantes compiten por la castaña de oro. Una fiesta llena de alegría, bailes, comida y música en la que, lo más seguro, es que no parará de comer castañas.

04olio_noci

Otro producto valdostano es la nuez. Todo un manjar que junto a postres y quesos se convierte en un sabor inconfundible. Su producción suele ser muy íntima para un consumo muy familiar. Así que, habrá que ojalá aparezca alguna invitación de una familia de la localidad. El Olio di Noci, ha cobrado fuerza y es muy conocido en el Valle de Aosta. Un condimento italiano de gran calidad que aporta mucho sabor a las comidas.

El valle también cuenta con más productos gracias a su clima que permite, por ejemplo, que las manzanas alcancen su punto más sabroso para ser consumidas. En esta zona son famosas la reineta y la golden delicious, dos variedades de manzanas que no pasan desapercibidas. La reineta suele utilizarse como ingrediente en pasteles o frittellas. Su color dorado y su carne amarillenta están llenas de una jugosidad incomparable. ¡Qué sabor!.

03mele_non_comuni

En cambio, la golden delicious cruje con cada mordisco. Es la “perla” de la mesa. Considerada, por muchos, como una de las manzanas con más características. Según los abuelos italianos, una manzana al día evita muchas visitas al médico (“una mela al giorno toglie il medico di torno”). Y, lo mejor, es que ellos mismos cuentan con la dicha de que el valle les provea de diferentes variedades. La red delicius, roja y dulce. La jonagold, con un toque agridulce y jugosa. Lo realmente bueno de la manzana, a parte de sus propiedades, es que sirve como ingrediente de platos dulces y salados. ¡Ñammm, no se puede parar de comer!.

La pera, prima de la manzana, no se queda atrás. El valle de Aosta nos sigue deleitando con deliciosos productos como la Martin Sec, que merece una degustación si está dando un paseo por estos alpes. Es pequeña, muy pequeña. Su sabor es arenoso y su piel color óxido, suelen hacerse cocidas al vino o en almíbar.
Las maravillas del Valle de Aosta parecen inagotables y es, quizás, uno de los tantos encantos que tiene. El resultado de un clima que potencia el sabor y las propiedades de sus productos. La alegría de sus gentes que se enorgullecen de los alimentos y los paisajes de postal que enamoran, sin duda, a cualquier visitante.

05tortiniverza2


No Replies to "Valle de Aosta - Pequeñas delicias"


    Got something to say?

    Some html is OK