VERONA, mucho amor y mejor gastronomía

Dicen que Venecia es el destino preferido por los enamorados; pero no es el único rincón romántico del Véneto. A no muchos kilómetros, lejos de las “masas” turísticas de la ciudad de los canales se encuentra Verona, la ciudad de Romeo y Julieta, el lugar que Shakespeare eligió para situar la más universal de las historias de amor, sobre un drama real ocurrido en 1302. Un recodo del río Adige tiene el honor de alojar a la ciudad de los enamorados más “tozudos” de la literatura universal.

Tumba de Julieta

Tumba de Julieta

La célebre pareja de amantes del drama shakesperiano se han convertido en el mayor atractivo de la ciudad, pero en realidad poco queda de aquello, si es que alguna vez hubo algo de verdad, aparte de la supuesta casa de Julieta y la romántica Tumba de Julieta, en el otro extremo del casco antiguo y que es muy popular como destino de peregrinación de los adolescentes italianos que acuden hasta aquí para dejar notas a la trágica Julieta.

spaghetti Bigoli

spaghetti Bigoli

A la hora de comer en esta ciudad no se andan con tonterías. Entre los platos típicos no deje de probar la “peperate“, un guiso de carne con salsa picante y queso, el arroz “alla pilota“, los “pappardelle“, o los “bigoli“, unos spaghetti gruesos que se suelen preparar con pato.

Casa Perbellini

Casa Perbellini

No es una ciudad barata, para comer; pero la oferta merece aligerar el bolsillo. Casa Perbellini es más que un restaurante con dos estrellas Michelin. Sus risottos son un referente. No menos interesante Il desco es un viaje por los sabores más sorprendentes de la región. Una pasta delicada para acompañar guisantes, cangrejos, carnes y toda clase de sutilezas. Restaurante Maffei puede resultar un poco turístico, pero demuestra que la historia se puede adaptar a los tiempos modernos. La opción para los amantes del pescado queda para Ostería All’Oste Scuro.

Opera en Arena de Verona, joya de la ciudad

Opera en Arena de Verona, joya de la ciudad

Si al amor le unimos a la ópera, el viaje puede ser perfecto. Su centro histórico, la Piazza Bra, una enorme plaza presidida por la Arena di Verona, la joya de la ciudad, uno de los mayores y mejor conservados anfiteatros romanos del mundo, construido en el siglo I d.C. y que hoy es el escenario de monumentales montajes operísticos que pueden ser contemplados por más de 20.000 espectadores.


No Replies to "VERONA, mucho amor y mejor gastronomía"


    Got something to say?

    Some html is OK